Mes de la Herencia Hispana

Presentado por

Wellsfargo

VOLVER

Enoteca de Argentina

En la Argentina, la vitivinicultura comenzó a mediados del siglo XVI con la llegada de los españoles durante la colonización.

Enoteca: Argentina

Argentina posee una larga trayectoria en la actividad vitivinícola que se extiende en el tiempo hasta llegar a la época de la colonia. Su precursor fue el sacerdote Juan Cedrón a mediados del 1500 en la actual provincia de Santiago del Estero. Con el paso de los siglos, la producción comenzó a industrializarse y logró extenderse desde el norte al sur del país, principalmente en las regiones Norte, Centro, Cuyo y la Patagonia, donde hoy en día se encuentran las mejores bodegas del país. Además de una importante actividad vitivinícola que fue reconocida con premios internacionales, en estas regiones se desarrolló un circuito turístico que combina los paisajes más deslumbrantes del país con los mejores sabores y aromas.

La ruta del vino argentina nos invita a recorrer las distintas regiones productoras degustando las diferentes cepas y realizando actividades de todo tipo. Si bien el recorrido no es lineal, muchos turistas toman como punto de referencia la Ruta Nacional 40 que atraviesa gran parte del área vitivinícola en las regiones Norte y Cuyo.

En Argentina, el área destinada al cultivo de la vid abarca aproximadamente 200 mil hectáreas, donde se alojan alrededor de 26 mil viñedos. Muchas de las fincas y bodegas ofrecen actividades recreativas y en algunos casos poseen hoteles de distintas categorías donde los turistas se pueden hospedar, disfrutar de sus spa, practicar la vinoterapia y relajarse con masajes y tratamientos rejuvenecedores.

En el noroeste argentino, la provincia de La Rioja se destaca por el cultivo del Torrontés y ofrece un rico circuito de bodegas artesanales y familiares que nos invitan a degustar los mejores vinos caseros.

San Juan es una de las provincias tradicionales en la producción de vino, especialmente del Syrah. Junto con la provincia de Mendoza, poseen aproximadamente el 95% de las bodegas locales y el 86% de los viñedos del país. Además de sus atractivos naturales, como el Valle de la Luna, se puede visitar el Museo Santiago Graffigna, dedicado a preservar el legado familiar de los fundadores de la bodega homónima y su rica historia.

La provincia de Mendoza, cuna del mejor Malbec y una de las ocho capitales mundiales del vino, invita a combinar la degustación del mejor vino con turismo de aventura por ríos, montañas y nieve. Una de las actividades más importantes del año es la Fiesta Nacional de la Vendimia, donde participan más de 800 artistas en escena y asisten más de 30,000 espectadores de todas partes del mundo.

Descendiendo por el mapa, llegamos a La Patagonia, la región más austral de la Argentina y una de las zonas más promisorias para el cultivo de todo tipo de frutas y para la elaboración de las variedades Merlot y Pinot Noir, fundamentalmente en la provincia de Río Negro.

Así, el recorrido por “La Ruta del vino” es un viaje sensorial único, ofreciendo la posibilidad de visitar museos sobre la historia del vino, alojarse en hospedajes exclusivos, galerías de arte dentro de las bodegas, conciertos de música clásica y tango al aire libre, realizar visitas guiadas por bodegas de tradición artesanal o con tecnología de punta; combinando los mejores sabores, aromas y paisajes de un país que hizo del vino uno de sus embajadores a nivel mundial.

TE RECOMENDAMOS

comments powered by Disqus