Mes de la Herencia Hispana

Presentado por

Wellsfargo

VOLVER

Bellezas naturales: Nicaragua

Tierra de lagos y volcanes, este país con clima tropical cuenta con algunas de las bellezas naturales más impactantes de todo el continente.

El pasado 15 de septiembre, Nicaragua y sus más de 6 millones de habitantes festejaron los 192 años de independencia del país (1821) y les sobran motivos para enorgullecerse de un lugar con algunos de los territorios naturales más hermosos del Caribe. Volcanes, lagos y mucha naturaleza conviven en este mágico lugar. Los invitamos a repasar algunos de ellos.

1. Isla de Ometepe

ometepe

Esta isla se encuentra dentro del lago Cocibolca también conocido como Gran Lago de Nicaragua y cuenta con una superficie de 276 km2. Al igual que muchas de las islas del territorio nicaragüense, Ometepe es de origen volcánico. Durante el siglo XVI fue utilizado por piratas ingleses, franceses y holandeses como lugar para ocultar sus tesoros.

Su nombre significa “cerros gemelos” en honor a los dos volcanes que pueden encontrarse en ella: el Concepción, con 1610 mts. de altura, y el Maderas, con 1395 mts. El primero ha vuelto a la actividad a finales del siglo XIX luego de siglos de estar en silencio; el segundo se considera extinto. Ambos dejan entrever ríos, cascadas, ojos de agua, playas y humedales.

2. Volcán Masaya

volcan-masaya

El Parque Nacional Volcán Masaya se encuentra 20 km al sur de Managua, capital del país. Significa “volcán que arde” y es el primer parque nacional de Nicaragua, así como también el más grande en extensión: cuenta con una superficie de 54 km2. El volcán se encuentra activo y su última erupción fue en 1965 con potentes explosiones. Una de sus mayores ventajas como destino turístico es que es muy fácil el acceso, se puede llegar hasta el borde incluso con un automóvil.

Cuando los conquistadores españoles se encontraron con esta maravilla natural creyeron que se enfrentaban a la “boca del infierno” por lo que colocaron una cruz llamada “Cruz de Bobadilla” en honor al Padre Francisco Bobadilla.

3. Archipiélago Solentiname

solentiname

Solentiname es un complejo de 36 islas e islotes producto de erupciones volcánicas que cuenta con una superficie de 190 km2 aproximadamente. Su nombre significa “lugar de descanso” y es una excusa perfecta para reencontrarse por completo con la naturaleza en todo su esplendor. El archipiélago no cuenta con energía eléctrica ni señales de teléfono, por lo que es una escapada de la vida en la ciudad para los turistas que recorren sus tierras.

Está situado en el extremo sureste del lago Cocibolca y cuenta con una fauna y flora únicas. Lo más representativo del lugar es el gran número de aves que la habitan, hasta punto tal que una de las islas es conocida como “La pajarera” y cuenta con más de 10 mil especies entre tucanes, loros y otras aves coloridas. Además, también pueden encontrarse lagartos, venados de cola blanca, una colonia de monos y hasta tiburones de agua dulce.

TE RECOMENDAMOS

comments powered by Disqus